Envases y residuos de envases
 
disminuir
aumentar
compartir
escuchar
imprimir
volver

¿Qué son los envases y residuos de envase?

La Directiva 94/62/CE, de envases y residuos de envases, define envase como: "Todo producto fabricado con materiales de cualquier naturaleza y que se utilice para contener, proteger, manipular, distribuir y presentar mercancías, desde materias primas hasta artículos acabados, en cualquier fase de la cadena de fabricación, distribución y consumo.

Se consideran también envases todos los artículos desechables utilizados con este mismo fin". Dentro de este concepto se incluyen únicamente los envases de venta o primarios, los envases colectivos o secundarios y los envases de transporte o terciarios.

Se considerarán envases los artículos que se ajusten a la definición mencionada anteriormente sin perjuicio de otras funciones que el envase también pueda desempeñar, salvo que el artículo forme parte integrante de un producto y sea necesario para contener, sustentar o preservar dicho producto durante toda su vida útil, y todos sus elementos estén destinados a ser usados, consumidos o eliminados conjuntamente.

Se considerarán envases los artículos diseñados y destinados a ser llenados en el punto de venta y los artículos desechables vendidos llenos o diseñados y destinados al llenado en el punto de venta, a condición de que desempeñen la función de envase.

Los elementos del envase y elementos auxiliares integrados en él se considerarán parte del envase al que van unidos; los elementos auxiliares directamente colgados del producto o atados a él y que desempeñen la función de envase se considerarán envases, salvo que formen parte integrante del producto y todos sus elementos estén destinados a ser consumidos o eliminados conjuntamente.

Así mismo se especifica lo que se considera envase industrial o comercial como aquellos envases que sean de uso y consumo exclusivo en las industrias, comercios, servicios o explotaciones agrícolas y ganaderas y que, por tanto, no sean susceptibles de uso y consumo ordinario en los domicilios particulares.

Y por tanto, residuo de envase es todo envase o material de envase que se ajuste a la definición de residuo establecido en la Directiva marco de residuos, excepto los residuos de producción.

La gestión de estos residuos se regula mediante la Ley 11/1997, de 24 de abril, de envases y residuos de envases y su reglamento de desarrollo aprobado mediante el Real Decreto 782/1998 y sus correspondientes modificaciones y a través de una serie de órdenes ministeriales que completan su desarrollo. En particular, es necesario destacar que los residuos de envases de productos fitosanitarios se regulan a través del Real Decreto 1416/2001.

¿Dónde se generan?

Los residuos de envases se generan en todos los ámbitos como consecuencia del consumo de productos envasados, desde hogares, comercios, sector servicios, industrias hasta las actividades agrícolas y ganaderas.

¿Qué características tienen?

Los residuos de envases se caracterizan fundamentalmente por el material que los componen. Así se puede encontrar desde envases de cartón (cajas), de plástico (botellas, bandejas., etc), de metal (bidones, latas), de madera (cajas que contienen frutas, palets), de vidrio (tarros, envases de bebidas) y multimateriales (brics).

Así mismo, también en función del contenido pueden ser considerados residuos peligrosos, como es el caso de los residuos de envases de productos fitosanitarios.

En España en el año 2009 se generaron 7,4 millones de toneladas de residuos de envases, de los cuales, el 21 % fueron de vidrio, el 20% de plástico, el 44% de papel/cartón, el 6% de metal y el 9% de madera. Estas cifras incluyen los residuos de envases domésticos, comerciales e industriales.

¿Por qué se deben gestionar adecuadamente?

Los residuos de envases se generan en cantidades muy elevadas por lo que su abandono o gestión inadecuada puede afectar al paisaje, al suelo y vegetación y a los ecosistemas acuáticos. Por otro lado, se estaría desperdiciando una fuente de materiales (papel y cartón, metales, plásticos y vidrio) que pueden volverse a introducir en los procesos productivos, ahorrando la extracción de nuevas materias primas y reduciendo el consumo energía y conservando los recursos naturales existentes.

La Ley 11/1997, que incorpora los objetivos europeos establecidos para este flujo, establece unos objetivos mínimos de reciclado y valorización, totales y por materiales, a cumplir desde 2008:

  • Reciclaje de un mínimo del 55% y un máximo del 80% en peso de los residuos de envases.
  • Reciclaje de los materiales contenidos en los residuos de envases:
    • el 60 % en peso del vidrio,
    • el 60 % en peso del papel y cartón,
    • el 50 % en peso de los metales,
    • el 22,5 % en peso de los plásticos, contando exclusivamente el material que se vuelva a transformar en plástico,
    • el 15 % en peso de la madera.
  • Valorización (incluido el reciclaje y la incineración de residuos con recuperación de energía) de un mínimo del 60% en peso de los residuos de envase

¿Cómo se pueden prevenir?

En materia de prevención de envases y residuos de envases, se pueden adoptar medidas encaminadas a:

  • reducción del peso del envase
  • reducción de la cantidad de envases: la reutilización, la venta de productos a granel, evitar envases superfluos, etc
  • reducción de las sustancias usadas
  • facilitar el reciclado posterior: envases monomateriales o de materiales fácilmente separables

La Ley 11/1997 establece que los envasadores que superen determinadas cantidades han de elaborar programas empresariales de prevención, que han de ser aprobados por las autoridades competentes de las CCAA.

Recogida selectiva de envases y residuos de envases en Melilla

  • Papel y cartón en contenedores azules (Foto o dibujo) enlazar con su lugar en el apartado 1.10 de recogida selectiva en melilla
  • Envases de vidrio en contenedores verdes (Foto o dibujo) enlazar con su lugar en el apartado 1.10 de recogida selectiva en melilla

¿Qué aplicaciones tienen los materiales reciclados?

  • Las granzas procedentes de los residuos de envases de plástico se usan para la fabricación de bolsas de plástico, mobiliario urbano, señalización, etc. o bien para la obtención de nuevos envases de uso no alimentario (lejías, detergentes, etc.).
  • El reciclado de residuos de envases de aluminio da lugar a un producto prácticamente igual que el original por lo que sus usos son equivalentes a los productos obtenidos a partir del material virgen.
  • Los residuos de envases de acero se emplea en la fabricación de otros envases o como chatarra en las fundiciones siderúrgicas de acero.
  • Los materiales recuperados de los residuos de brics tienen los siguientes usos: el polietileno puede ser usado como combustible, el aluminio se funde para la fabricación de nuevo aluminio y el cartón recuperado puede ser usado para la obtención de productos de papel reciclado.
  • Los residuos de envases de papel/cartón se utilizan fundamentalmente para la obtención de distintos productos de papel/cartón: papel prensa, envases papel tissue, cartulinas, papeles de impresión y escritura, papeles de envolver, bolsas, cartones y cartoncillos, etc.
    Existen además en España empresas que fabrican sillones, mesas, estanterías, elementos de decoración, etc. a partir de cartón reciclado.
  • El calcín procedente de los residuos de envases de vidrio, una vez fundido, pueden generar nuevos envases, utensilios del hogar, elementos de decoración, elementos de construcción, etc.
  • Los residuos de envases de madera, una vez triturados pueden ser empleados para la fabricación de tablero aglomerado, briquetas, camas de animales, etc.

Fecha de actualización: 26 de Octubre de 2017

disminuir
aumentar
compartir
escuchar
imprimir
volver
Sede Electrónica BANNER SOLICITA TU CITA PREVIA Portal de Transparencia Perfil de Contratante Bome Contratación Menor
30 de noviembre de 2022 | 1 de diciembre de 2022

Ciudad Autónoma de Melilla
RRSS:TWITTER

Conforme con: HTML5 | CSS 3.0 - W3C WAI-AA | W3C Member